Álora concede el Escudo de Oro de la Ciudad a su Señor de las Torres

25/09/2020

El Excelentísimo Ayuntamiento concede el Escudo de Oro de la Ciudad de Álora, con motivo del 75 aniversario de la llegada de la imagen del Dulce Nombre de Jesús Nazareno de Las Torres, en la sesión plenaria celebrado el pasado jueves 24 de septiembre a las 20:00 horas.

Tras la petición solicitada a la Comisión Permanente de Gobierno de un hermano de esta centenaria hermandad, siendo esta elevada de forma oficial, por parte de  nuestra Archicofradía al Excelentísimo Ayuntamiento de Álora.

Álora otorga esta excelentísima distinción a su “Señor de Las Torres”, como popularmente se conoce a la sagrada imagen.

Desde estas líneas la Ilustre Archicofradía y Antigua Hermandad  quiere agradecer públicamente a toda la corporación municipal por tan reconocido otorgamiento.

Solo cabe destacar que el Señor de Las Torres siga colmando de bendiciones a la Ciudad de Álora.

Os mostramos la petición de dicha distinción:

INTRODUCCIÓN

Como bien es sabido el año 2020 será recordado por la terrible pandemia que está azotando al mundo, haciendo que nuestro día a día sea un continuo vaivén de adaptación rutinaria para llevar de la mejor manera los cambios en los que nos vemos sometido en nuestras vidas.

No obstante, este año esta marcado en la historia de la Archicofradia de Jesús Nazareno de las Torres, el cual conmemora el 75 aniversario de la hechura de la actual imagen del “Señor de Las Torres” como popularmente se le llama a esta imagen y a esta centenaria Hermandad que tanta devoción arrastra entre los vecinos de Álora y sus alrededores incluso traspasando fronteras, llegando a unir en época de cuaresma y Semana Santa el nombre de Álora con el de Jesús Nazareno de Las Torres y el nombre de Jesús Nazareno de Las Torres con el de Álora.

BREVE RESEÑA HISTORICA

La fecha de fundación de la Hermandad del Dulce Nombre está aún por determinar, sin embargo, el dato más antiguo desde el punto de vista documental responde a la fecha de 1631, tratando el siguiente asunto: se emite un escrito al Cabildo Catedralicio por los hermanos mayores del Dulce Nombre, Cristóbal Sánchez Armijo y Juan de la Cruz del Pozo, exponiendo una queja en la que hacían patente el descontento ante la actuación de los franciscanos del Convento de Flores.

Por aquel entonces, la hermandad tenía por costumbre estatutaria, celebrar misa con sermón en fiestas cuaresmales. La polémica se inició cuando la hermandad quería escoger a los predicadores, oponiéndose a ello los frailes franciscanos, pues pretendían acogerse al derecho exclusivo para llevar a cabo todas las predicaciones cuaresmales de la parroquia. Finalmente, los hermanos mayores pudieron contar con total libertad para elegir religiosos que predicaran la palabra de Dios.

En esta época la hermandad esta constituida como hermandad de culto interno dedicando todos los esfuerzos a la asistencia en obra de caridad asistiendo a los mas desfavorecidos. Incrementando así la devoción hacia la primitiva imagen de Jesús Nazareno de las Torres.

Promovido por la devoción hacia esta imagen siendo una de las persona digna de mención en esta hermandad hay que destacar a Don Lope Casermeiro García, clérigo y trabajador incansable en el nacimiento del movimiento cofradiero de la Álora del XIX. En 1860 y gracias a él comenzó el culto externo, o sea, la Hermandad del Dulce Nombre Jesús pasó a procesionar a su titular, el antiguo Nazareno que desde tiempo inmemorial era venerado en la capilla del castillo.

En los años dramáticos de la Guerra Civil Española en los cuales la hermandad pierde casi su totalidad del patrimonio artístico escultórico desapareció siendo también el caso de la primitiva imagen de Jesús Nazareno, solo conservando la túnica actual y un juego de potencias.

No obstante, aquella situaciónn no impidió que el fervor de muchos perotes revitalizara la Semana Santa con la recuperación de las imágenes, y este es el caso de la llegada de la nueva imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno siendo esta la segunda advocación de Jesús Nazareno que venera la hermandad.

La historia de este Nazareno tiene su origen en la promesa de Juan Pérez Lanzac, en la que expresaba que, si tras la contienda civil volvían a reunirse vivos todos los miembros de familia, él mismo se ocuparía de encargar y costear una nueva talla escultórica. Y al cumplirse, en acción de gracias, encarga en el año 1939, al escultor sevillano José Ribera, tal obra que sustituyera a la desaparecida en Álora.

Para colocar la imagen del Nazareno a su llegada a Álora, se habilitó el Altar Mayor de la Iglesia de la Vera Cruz, para prestarle veneración.

En las Semana Santa de los años 1943 y 1944 sería procesionado por las calles de Álora, sin embargo, su paso por nuestra ciudad fue polémico y ello propició que fuera cedido a la cofradía de Marbella de Nuestro Padre Jesús Nazareno, Santo Entierro, Virgen del Mayor Dolor y Resucitado.

HISTORIA IMAGEN ACTUAL

En el año 1945 la Junta de Gobierno de la hermandad acuerda encargar al escultor y orfebre José Navas-Parejo Pérez una nueva imagen del Nazareno, aludiendo que había nacido en Álora y ya anteriormente había trabajado en ella restaurando a la Virgen de los Dolores. Sin embargo, el Nazareno fue el primer trabajo pleno en su Álora querida, ciudad que lo vio nacer y que nunca llegó a olvidar.

Álora vio saldada su deuda con José Navas-Parejo nombrándole Hijo Predilecto de la Ciudad con motivo de cumplirse en 1995 el Cincuenta Aniversario de la llegada del Nazareno a Álora, además, a petición de la Archicofradía, el Ayuntamiento también accede a colocar una placa conmemorativa en Calle Escribanos, ambos reconocimientos son aprobados por unanimidad en sesiónn plenaria municipal.

La talla de esta bendita imagen que representa a Jesús cargando con la Cruz, es la figura devocional de Cristo que todos los Perotes tienen por referencia, siendo la que más devotos congrega, ya que son muchas las personas que salen al encuentro cada vez que realiza su estación de penitencia cada Semana Santa. Dicha estación de penitencia viene siendo realzada sin duda por la presencia de la Brigada Paracaidista que desde el año 1957 viene acompañando a su sagrado titular. La brigada Paracaidista ha llevado el nombre de la hermandad y de Álora en todas las misiones que han realizado en tierras internaciones, siendo la imagen de Jesús el nexo de unión entre Álora y la Brigada Paracaidista. Contribuyendo esta unidad militar, junto con la hermandad al auge vivido en estas últimas décadas del Viernes Santo en la celebración de la Despedía que congrega a miles de personas llegadas de todos los rincones de España, proclamando en 1995 esta fiesta de Interés Turístico Nacional.

Gran muestra de agradecimiento se vio reflejado en el año 1998 cuando se le concede las Llaves de Oro de la Ciudad de Álora a la Brigada Paracaidista, también cabe destacar las innumerables acontecimientos que, en Álora, la Hermandad y la Brigada Paracaidista han tenido a lo largo de la historia.

LA HERMANDAD EN LA ACTUALIDAD

Desde la llegada de la actual imagen del “Señor de las Torres” e influenciado por el crecimiento económico social de las últimas décadas, la hermandad ha crecido en número de hermanos, en la actualidad cuenta con 1062 hermanos con pleno derecho.

Dada la importancia que tiene esta hermandad y todo lo que tiene que ver con el señor de Las Torres siendo de gran relevancia cuál decisiones han tomado las diferentes juntas de gobierno a lo largo de la historia, siempre se ha atendido la opinión de los devotos inclusive no siendo hermanos de esta hermandad. Ya que por parte de los dirigentes de esta hermandad se entiende que algunas decisiones u opiniones son de carácter relevante para Álora y su Semana Santa.

En la actualidad y dadas las circunstancias la hermandad siempre se ha centrado en el eje principal de su existencia que es sin duda la caridad y la obra social, atendiendo en la medida de lo posible a familias y personas necesitadas. 

Gracias a la aportación de luminarias de los hermanos y devotos, y a la estrecha colaboración en las actividades o eventos que se organizan a lo largo del año en Álora. Citando algunos como: mercadillo navideño, día de las sopas, feria… etc. todo esto hace que la hermandad esté funcionando en el ámbito cultural aportando ideas para el desarrollo de Alora en el apartado que nos corresponde. Siendo esto una fuente de ingreso económico para el mantenimiento de la misma. Permitiendo así la compra de la casa hermandad donde se gestiona y es punto y partida de la vida cofrade y social de la hermandad.

Desde hace pocos años la junta de gobierno está apostando por la enseñanza y la educación, con la creación de una escuela de música y banda de música, siendo sin duda uno de los proyectos más valorados.

DISPOSICIÓN FINAL

Por todo lo argumentado en breves reseñas, señalando que la devoción hacia el Dulce Nombre de Jesús Nazareno de Las Torres es icono de veneración siendo seña de identidad de la Ciudad de Álora y de la comarca del Valle del Guadalhorce, es por tanto la petición del Escudo de Oro de la Ciudad de Álora, a Nuestro Padre Jesús Nazareno de Las Torres.

ILUSTRE ARCHICOFRADÍA Y ANTIGUA HERMANDAD DEL DULCE NOMBRE DE NUESTRO PADRE JESÚS NAZARENO DE LAS TORRES, JESÚS ATADO A LA COLUMNA, SANTÍSIMO CRISTO CRUCIFICADO DE LOS ESTUDIANTES, SANTO ENTIERRO Y MARÍA SANTÍSIMA DE LAS ÁNIMAS.

ÁLORA (MÁLAGA)

Compartir

Tal día como hoy

Nuestras Redes Sociales

Patrocinadores