Nazareno de las Torres

Señor de la Columna

La sagrada imagen de Jesús atado a la Columna, fue realizada por el escultor granadino Nicolás Prados López, se procesionó por primera vez el Miércoles santo, día 21 de abril de 1943. Se incorpora a nuestra Archicofradía en la segunda mitad del siglo XIX.

El dramatismo trágico del tema, ha llevado a Prados López, en verdadero alarde realista, a expresar el momento de la flagelación, para impresionar y despertar la piedad de los fieles.

La policromía interpreta con su colorido ocre un patetismo que se acentúa con la disposición que el autor hizo a la imagen.

La escultura actual representa a nuestro Señor en el momento de la flagelación, desnudo y amarrado a la columna. Manos y antebrazos atados y cruzados sobre una media columna, resaltan la valoración plástica. Añadidos y postizos, solo completan sus contenidos iconográficos; potencias, pureza y cuerdas, sino que hacen a la imagen más real y lacerante, al contrastar el torso desnudo, de pie, y ligeramente desviados los planos entre la verticalidad y la columna, a la que se halla sujeto un Señor de mirada perdida y ligeramente hacia abajo, con ojos vidriosos que acentúa su fuerza expresiva y en actitud resignada como anunciando la proximidad de la muerte.

Imagen de Jesús Atado a la Columna. Fotografía: Pedro Pérez.

La media columna obra del Granadino Alberto Fernández Barrilao, y que fue procesionada en la Semana Santa del año 2012, tiene forma cilíndrica, y se trata de una columna inspirada en el estilo de renacimiento, con diferentes molduras que se puede dividir en dos partes: la superior que en la que se aprecia un capitel de orden dórico sobre fuste estriado con acanaladuras y la inferior o basamento en la que se distinguen cuatro cartelas unidas por guirnaldas de paño, con símbolos relativos a la hermandad. La carpintería y torneado fueron elaboradas por los talleres de Rafael Ruiz Martínez y en cuanto a la talla y dorado de cartelas y guirnaldas de paño fueron realizada por los talleres de Cecilio Reyes Espínola.


IHS: Nazareno de las Torres.
Cruz de Jerusalén: Vocalía del Santo Sepulcro.
Corazón de María atravesado por un puñal: Vocalía Virgen de las Ánimas.
Cruz latina con tres clavos: Vocalía de Estudiantes.

Además en base tiene la inscripción, “Quia omnis qui se exaltat humiliabitur et qui se humiliat exaltabitur (Lc 14-11 )”, (Quien se ensalza será humillado y quien se humilla será ensalzado), lema de la hermandad en latín.

El acabado que tiene la columna es una imitación mármol, color emperador oscuro, con partes doradas como son el ábaco, las cartelas y guirnaldas.

Cada Domingo de Ramos, Jesús Atado a la Columna realiza su estación de penitencia saliendo desde la Parroquia de la Encarnación, por la puerta del Patio de los Naranjos, acompañado por una multitud, perfectamente ordenada, de nazarenos ataviados con túnica morada y cíngulo dorado, además de capirotes y faraonas de color blanco.

La imagen de Jesús atado a la Columna, se venera en la coronación de la nave epistolar de la iglesia parroquial de la Encarnación.

Imagen de Jesús Atado a la Columna.

Esta advocación fue la primera a la que se le da culto externo en Álora, llega a nuestra ciudad en el siglo XVIII, concretamente en el año 1842, desde la ciudad de Popayán (Colombia), siendo enviado por José Hidalgo de Aracena y Martín, siendo la extinta Escuela de Cristo quien la veneró como titular.

El 24 de abril de 1935, de fatídico recuerdo, entrando a la Parroquia sufrió un resbalón uno de los portadores, perdiendo el equilibrio los compañeros y cayendo la imagen al suelo haciéndose pedazos, tal y como la podemos observar en una foto que conservamos en el archivo de nuestra Archicofradía.

Nuestras Redes Sociales

Patrocinadores