Cartas desde el corazón

04/09/2020

A mis buenos amigos, Andrés González Berrocal y Miguel Estrada Pérez.

Queridos amigos y Cofrades:

Que mejores receptores de esta primera carta desde el corazón que aquellos protagonizó tas como sois vosotros de la ceremonia más señera de nuestra semana mayor como es «la despedía, vosotros, casi sin daros cuenta, sois en nuestras hermandades el ejemplo a seguir por los que con firmes retinas en nuestra virgen de los dolores y en nuestro señor de las torres, ayudamos a que los admirados y admirables hombres, -como también vosotros lo fuisteis- levanten sus rodillas desde el suelo a lo más alto del cielo, para que año a año, la despedía sea reencuentro, y nuestro llanto sea la flor más hermosa a «nuestra madre» y el lirio más morado a «nuestro padre».

Repasando fotografías antiguas, me emociono viendo y comparando que no solo hicisteis muchas despedías debajo de nuestros tronos, sino que habéis permanecido fieles y constantes a esa gran señora vestida de negro y a su divino hijo, guardián de tantos» sanguangos, carniceros, grajos y frascorritos» tan vinculados a vuestras familias y que desde el cielo lloraron con nosotros cuando el pasado viernes santo nos abrazábamos más íntimamente que nunca.

Así pues, sirva esta, para felicitaros y animaros. que sigáis siempre a pie de varal, a los pies de vuestra virgen y vuestro cristo, para que cuando llegue vuestra última luna, disfruteis de un lugar preferente en el reino eterno. Un fuerte abrazo desde el corazón.

Fdo. La redacción

Revista Nazareno de las Torres, año 1990

Compartir

Tal día como hoy

Nuestras Redes Sociales

Patrocinadores