Efemérides.- Via+Crucis de Jesús Atado a la Columna por el 75º aniversario de su Bendición

22/03/2019

El día 2 de marzo del año tuvo lugar el momento culmen de los actos conmemorativos por los 75 años de la bendición de la imagen de Jesús Atado a la Columna, en el cual se celebró un solemne Via+Crucis en las naves de la Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación. Para dicho acto, la imagen se procesionó en un trono cedido por la hermandad de la Piedad.

AD MAIOREM DEI GLORIAM

Los Cofrades, últimamente parece que tenemos establecida la orden de buscar cualquier excusa en la historia, en el devenir de nuestra Hermandad y de todas las Hermandades para tener una procesión en la mente fijada. Bien cierto es que en todo momento ha de ser un hecho feliz el poder congregarnos en torno a las imágenes de nuestra devoción, pero no lo es menos que debiésemos hacerlo al realizar estos actos con más mesura que apasionamiento y euforia para no conseguir de este modo desposeer del sentido catequético que representan nuestros cultos en la Hermandad y la dimensión catequética de nuestras procesiones.

Hace un año prácticamente, se daba apertura a lo que viene dedicado este artículo, a la celebración del setenta y cinco aniversario de la bendición de la sagrada imagen de Jesús Atado a la Columna, obra del desaparecido escultor granadino Don Nicolás Prados López.

Un aniversario, que, gracias al testimonio de hermanos decanos de nuestra Hermandad certifican la antigüedad de la sagrada efigie del Señor, como es el caso de nuestra Hermana Doña Josefa Morales, quien a sus noventa años de edad aporta testimonios que así lo corroboran. Seguramente, aunque muchos lo desconocen estamos frente a una advocación en Álora con más de tres lapsos de tiempo y de vital importancia en la esencia de nuestra historia nazarena y en la jornada del Domingo de Ramos.

Infinidad de actos, muchos de origen social y caritativo han sido los que han marcado el ritmo de este aniversario que veía su fin el pasado mes de noviembre cuando, en las vísperas de la Solemnidad de Cristo Rey culminaba con la procesión claustral de la sagrada imagen por las naves de nuestra Parroquia enmarcando una única estampa de poder contemplar a cuatro de nuestros cinco titulares bajo las centenarias naves de la Encarnación.

Pero ahora es cuando yo os pregunto, ¿hemos sabido aprovechar la oportunidad? ¿Hemos sido capaces, a través de estos cultos acercarnos a la divinidad de Dios, presente en el Sagrario o hecho pan en la Eucaristía o solamente nos hemos limitado a cumplir las hojas del calendario para constatar que son setenta y cinco años lo que celebramos? ¿Hemos sabido diferenciar un año extraordinario o simplemente hemos recaído nuevamente en lo que está al orden del día y hemos realizado algo de carácter ordinario, es decir, hemos cumplido porque sí y ya está? ¿Somos conscientes de la responsabilidad que recae sobre nuestras espaldas de que, al igual que tantos hermanos que así lo hicieron (Regino Bootello, Pepe Segura y otros tantos) hemos de mantener viva la llama de la devoción de esta imagen que cada Domingo de Ramos ondula las calles de nuestro pueblo bajo el anonimato del capirote blanco y la túnica morada?.

Todo esto está en nuestras manos, en nuestra forma de ser, está en nuestra obligación perseverar, a paso firme y cadencioso, sin estridencias ni aspavientos el mantener viva la llama de nuestra fe en Cristo, bajo la advocación de Jesús Atado a la Columna. Que todo esto, queridos hermanos no haya sido mucho ruido para tan pocas nueces, que tristemente es lo habitual en estos casos en los que los cofrades nos lanzamos al mar de lo “extraordinario”.

Que todo lo que se ha hecho, lo que se haga y por supuesto, lo que está por venir, no sea ni más ni menos que a través de nuestros cultos, internos y externos (estos últimos en su justa medida a poder ser) un medio para acercarnos a Jesús y a su Santísima Madre.

Que todo sea, como bien titulo este artículo: A la mayor gloria de Dios, o en este caso…

Ad Maiorem Dei Gloriam.

José Carlos Gil Torres

Compartir

Nuestras Redes Sociales

Patrocinadores