Efemérides.- Décimo aniversario de la reorganización de la sección de Jesús atado a la Columna

11/03/2019

Nos encontramos en nuestra Archicofradía de Jesús Nazareno de las Torres y nos disponemos a escribir un artículo dentro de la Sección de Jesus Atado a la Columna de la Revista Nazareno de las Torres 2015, desde donde queremos valorar los actos del X Aniversario de la reorganización de la vocalía que han sido celebrados durante este año pasado 2014. Ha sido una fecha importante tanto para el grupo de jóvenes que forman esa sección de trabajo, como para nuestra Archicofradía.

La imagen de nuestro titular Jesús Atado a la Columna fue costeada por don José Hidalgo de Aracena y Martin, que mando dinero desde Popayán del Reino de Quito (Colombia). Según el Archivo Histórico de la Archicofradía la imagen sale por primera vez en el año 1842. En la Semana Santa del año 1934 es cuando, al entrar en procesión a la Parroquia, un inesperado fallo de un portador ocasionó la caída de la imagen, quedando destrozada sin posibilidad de arreglo. Por ello aquella imagen del siglo XVIII, venida de América, no pudo volver a procesionar.

Llegaron los años de la Guerra Civil, que ocasionaron la destrucción de imágenes y patrimonio de la Hermandad, estas fatídicas actuaciones hicieron a nuestra Hermandad comenzar de nuevo. Adquirir nuevas imágenes, enseres e ilusión por levantar de nuevo la Hermandad del Dulce Nombre de Jesús Nazareno de las Torres, aunque con dificultades por la situación económica que se vivía en toda España, pero sin perder la ilusión en que algún día se recuperaría lo perdido.

Doña Antonia Castillo Casermeiro, Camarera de Honor, encargó una imagen con la advocación de Jesús Atado a la Columna al escultor granadino don Nicolás Prados López, profesor de la Escuela de Arte y Oficios de Granada ante la alegría de sus camareras.

Y es en el Miércoles Santo de 1944 cuando vuelve esa advocación al culto externo, curiosamente a los diez años de haberse destrozado la anterior imagen

La Hermandad continuó con la labor de ir adquiriendo nuevos Titulares, como la nueva imagen de Jesús Nazareno de las Torres, la del Santísimo Cristo Crucificado y María Santísima de las Animas. Así como todo su patrimonio, con la única intención de enriquecer la Semana Santa de Álora.

Pero como todo no es ilusión y deseo vuelven a llegar momentos difíciles, y en contra de la voluntad de la Hermandad, tienen que ir adaptándose a los tiempos y por problemas económicos y falta de personal la imagen de Jesús Atado a la Columna quedo varios años recibiendo el culto interno en su Altar de nuestra Parroquia de la Encarnación.

Van pasando los años y a su vez llega savia nueva a la Hermandad. Los cuales quieren volver a tener a todos sus Titulares de nuevo recibiendo el culto externo por las calles de nuestro pueblo, pues para ello habían sido adquiridas las distintas imágenes como Titulares de la Cofradía de Jesús Nazareno de las Torres. Además, van llegando nuevas ideas de jóvenes cofrades que, con el visto bueno de las juntas de gobierno de cada época, se van incorporando a nuestra Semana Santa el Santísimo Cristo de los Estudiantes, María Santísima de las Animas y la imagen de Jesús Atado a la Columna se quedó varios años más en el Altar sin darle el culto externo.

Muchos fueron los intentos que cada ano iniciaban hermanos jóvenes para volver a organizar el culto de Jesús Atado a la Columna, como por ejemplo el grupo formado por Juan Cristóbal Trujillo Cordero, Salvador Meléndez Chamizo y José Segura Fernández.

Y, aunque había una gran voluntad, no era posible conseguirlo. No obstante, continuaban buscando la forma con la ayuda, colaboración y consejos de un joven Director Espiritual y de la Junta de Gobierno encabezada por el Hermano Mayor, Cristóbal Morales Hidalgo, donde reconstituye la comisión de trabajo del Señor de la Columna destacando en esta nueva etapa a Francisco José Fernández Chaves (actualmente Hermano Mayor), José Segura Fernández y Juan Antonio Ruiz Martinez, noveles cofrades que se embarcan en este empeño. Una vez puesto en contacto con el Obispado y, concretamente, con el Vicario de Hermandades y Cofradías, nos proponen que el primer paso para el nuevo proyecto pasaba por ver cómo se encontraban los cimientos del proyecto que queríamos llevar a cabo. Así fue, pasito a pasito fuimos recibiendo una formación religiosa, un mejor conocimiento de Jesucristo, una forma de ir fabricando la cimentación fuerte para sostener la Columna que tendría que servir para sostener la devoción y nuestra Fe en Nuestro Señor Jesucristo. Y de la mano siempre tendida de nuestro sacerdote don Francisco Javier Sánchez Nuñez y un nutrido grupo de jóvenes cofrades de velas fueron formando la comisión de trabajo más valiosa que ha tenido la Archicofradía de Jesús Nazareno de las Torres en los últimos 10 años y que han recibido el apoyo de las distintas Juntas de Gobierno de este periodo.

Habían pasado casi cuatro años de formación religiosa, entrega y culto a nuestro Titular, y este grupo de jóvenes cofrades solicitan a la Junta la restauración de la imagen y así se organiza un Via+Crucis dentro de la Iglesia de la Encarnación para presentar la imagen restaurada y mostrar la vocalía; todos aquellos días donde las ilusiones de tantos años y realidades se iban a dar la mano se vieron truncada por el terrible atentado del día 11 de marzo de 2004, día anterior del gran acontecimiento.

Pero quiso Jesús Atado a la Columna que aquí se pusiera la primera piedra para la construcción tan importante que en ella se edificaba, que no era otra que esta comisión de trabajo, que ha ido año tras año reforzando el trabajo de estos jóvenes, que han llenado de satisfacción a la Semana Santa de Álora y que después de tantos años llamando a la puerta de nuestra Semana Mayor, fue el Domingo de Ramos del año 2014 quien los recibió por la calles de nuestro pueblo, dándole así un mayor esplendor a la Semana Santa de Álora.

El que escribe estas líneas tiene la suerte de haber sido Hermano Mayor durante ocho años, y no quiere dejar de pasar la ocasión que se me brinda para dar las gracias por la dedicación, entrega y formación de todos, y haber sido ejemplo a seguir y darnos la tranquilidad de que el proyecto que se inició en el año 1842 sea una realidad, recordando igualmente a los que partieron para estar junto al Padre, que desde allí puedan ver realizado su proyecto.

 

Ildefonso Mayorga Berrocal

Revista Nazareno de las Torres, año 2015

Diseño de la Orla: Jose Carlos Gil Torres, año 2014

Compartir

Nuestras Redes Sociales

Patrocinadores