Efemérides.- Entrega de las LLaves de Oro a la Bripac

10/09/2020

Cronología histórica imprescindible para tener en cuenta:

1953: Fundación de la Agrupación de Banderas Paracaidistas.

1957: Primera presencia en Álora de la Agrupación de Banderas Paracaidistas.

1958: Campaña en Sidi Ifni. Acuden a nuestra procesión sólo los guiones de la Bripac y una pequeña comisión.

1964: El 21 de mayo, el Ministerio del Ejército acepta el nombramiento de Hermano Mayor Honorario de nuestra Archicofradía. Oficio 960-B.

1969: Por la suspensión de las procesiones del Jueves y Viernes Santo, es el único año que los paracaidistas no acuden a su cita con el Nazareno de las Torres.

1973: Inauguración el Viernes Santo de aquel año de la calle «Gloriosa Brigada Paracaidista» en la urbanización San Paulino.

1978: El 9 de septiembre, la Hermandad organiza en el campo de fútbol un lanzamiento de apertura manual. hecho inédito en Alora hasta entonces,

1995: Aquella Semana Santa, casi un centenar de paracaidistas de toda España acuden a Alora para acompañar a nuestro Titular, ante la mínima representación de sólo veintidós soldados, autorizada por el Estado Mayor del Ejército.

1998: Durante los días 10,11 y 12 de septiembre, exposición en la Casa de la Cultura de parte del Museo de la BRIPAC, con motivo de la entrega de las Llaves de Oro de la Ciudad.

El 13 de septiembre, la banda de cornetas, tambores y fanfarria de la BRIPAC, así como el alto mando presente en Álora, acompañó a la Santísima Virgen de Flores en la Romería, hasta la Fuente de la Manía.

El General Luis Carvajal Raggio inaugurando el libro de visitas de la Ciudad de Álora. (Foto: Isabel Chamizo)

Emotiva acogida en la explanada de las Torres

De los actos en torno a la entrega de las Llaves de Oro de nuestra ciudad a la Brigada Paracaidista, resultó especialmente emotiva la recepción que, en la mañana de tan histórica fecha, hacíamos los Hermanos de Jesús en la explanada de Las Torres. El Hermano Mayor, en breves palabras, leía el acuerdo adoptado en su día para la concesión de la Corbata de la Hermandad al Guión fundacional de la BRIPAC y la elevación al Ilustrísimo Ayuntamiento de los distintos actos y concesiones que se hicieron a lo largo del día.

La brillante clausura de este primer encuentro con la representación paracaidista fue un solemne besamanos ante nuestros Titulares, en el que participaron el General Carvajal y la extensa representación del Estado Mayor de la Brigada, junto con la 2.» Compañía de la Primera Bandera y la banda de cornetas, tambores y fanfarria.

Inauguración del Libro de Oro de la Ciudad y lanzamiento de apertura manual

El Ilustrísimo Ayuntamiento tuvo a bien inaugurar el Libro de Oro de la Ciudad con unas frases del General Jefe de la BRIPAC, que sobre las doce de la mañana se desplazó al Salón de Sesiones del Consistorio donde, en un sencillo acto, el Sr. Alcalde explicó a los presentes la importancia para una ciudad del arraigo y la antigüedad como la nuestra, de actos como el que se estaban celebrando.

Las palabras que el General Carvajal escribía fueron:

«Hoy es un día especialmente emotivo para mí como General Jefe de la Brigada Paracaidista y como malagueño.

Me corresponde el honor, inmerecido, de abrir el Libro de Oro de la Ciudad y, sobre todo, estamos rodeados del cariño de un pueblo noble y generoso para con todo el mundo y, especial mente, con sus Paracaidistas.

Donde estemos, a la petición de Álora vendremos siempre. Llámenos cuando nos necesiten.

Mi más fuerte abrazo con todo el cariño ¡Viva Álora!»

Seguidamente nos trasladamos al campo municipal de fútbol Nuestra Señora de Flores, donde se congregaron más de cinco mil personas para presenciar el salto de apertura manual que expertos oficiales paracaidistas se encargaron de hacer imborrable para los aloreños y visitantes testigos del mismo, que se repetía en nuestros ciclos justo a los veinte años.

Instantánea del lanzamiento Paracaidista (Foto: B.N. Visión)

Almuerzo de confraternización

El helicóptero despegando del campo de fútbol con los paracaidistas al cielo ( Foto: Sergio Ternero)

El restaurante «Las Columnas» iba a ser testigo de otra jornada histórica e inolvidable: en los postres, nuestro Hermano Mayor y el General Carvajal volvieron a dejar claro los inquebrantables vínculos que durante casi medio siglo hemos ido puliendo. Tras intercambio de obsequios, uno de los momentos cumbres fue la lectura de los nombramientos de CABALLEROS ALMOGÀVARES PARACAIDISTAS DE HONOR a favor de los directivos Juan Ignacio Díaz Bravo, Juan José Moreno Pérez, Francisco Manuel Chamizo Martín y Bernardo Fernández Aguilar.

Reproducimos seguidamente las palabras del Hermano Mayor:

«Ha sido para mí un gran honor que, durante mi etapa de Hermano Mayor de nuestra Archicofradía, se hayan realizado algunos logros que realzan a la misma, aunque todavía quede mucho camino por recorrer en cuanto a metas conseguidas.

Entre estos logros, existe uno que verdaderamente nos llena de orgullo y satisfacción: la concesión, a petición nuestra de LAS LLAVES DE ORO DE LA CIUDAD DE ÁLORA, otorgada por el ilustrísimo Ayuntamiento por unanimidad, a la Brigada Paracaidista en atención a las más de cuatro décadas acompañando a nuestros Titulares, convirtiéndose durante dos días en ilustres vecinos de nuestros paisanos y recibiendo innumerables muestras de cariño

Este pueblo no concibe su Semana Santa sin los «Paracas sois parte integrante de nuestra Archicofradía y muchas veces habéis comprobado in situ el entusiasmo y la simpatía de pequeños, jóvenes y mayores.

El resultado y los frutos de mis palabras son los matrimonios entre “Paracas y Perotas”, y los suelos cumplidos de aquellos niños del ayer que hoy son Caballeros Legionarios Paracaidistas, Actualmente son seis u ocho los que pertenecen a alguna de vuestras unidades.

Esta mañana, ante la imagen de nuestro Nazareno, hemos unido a la insignia de la BRIPAC nuestro nombre y nuestro escudo, No solamente se trata de un trozo de tela, en ese nombre y en ese escudo van nuestro cariño, nuestros corazones, nuestro respeto…. en una palabra, la VENERACIÓN hacia nuestro Cuerpo Paracaidista que generación tras generación os han convertido en los mejores soldados de la Patria.

El general Carvajal en la ofrenda a nuestras imágenes. (Foto: Eduardo Nieto).

Sólo os pido, que cuando al frente de vuestras formaciones, en vuestros desplazamientos en las labores humanitarias que realizáis y en cuantas misiones se os encomienden, al mirar nuestra modesta corbata tengáis en cuenta que vuestros HERMANOS COFRADES DE ALORA no os olvidarán nunca.

Gracias Sr. Alcalde. Gracias a la unánime acogida de la Corporación Municipal a nuestra idea, nos habéis brindado la ocasión de poder homenajear a este Glorioso Cuerpo que desde hace cuarenta y dos Jueves Santos, se vuelcan en atenciones comportamiento y cariño hacia nuestra entrañable devoción.

Mi General, en estos momentos pasan por mi mente infinidad de paracaidistas que por este pueblo han pasado, empezando por el entonces Teniente Coronel Crespo del Castillo, primero que autorizó vuestra venida, y tras el infinidad de generales, jefes, oficiales, suboficiales y tropa…, entre los que se dan curiosas circunstancias como la del hoy Coronel Gómez de Ortiguela, que siendo capitán fue el primero que se lanzó a nuestros cielos, hace veinte años, o como la del Suboficial Mayor Paredes, que en aquel histórico 9 de septiembre de 1978, también se lanzaba a los pies del Hacho y que hoy, veinte años más tarde, ha repetido.

Y, cómo no, a tantos de los nuestros que destacaron estrechando el vínculo con la BRIPAC y que hoy gozan de ese palco privilegiado en el cielo como almogávares de honor: GARCIA BOOTELLO, MANOLO Y VICENTE MORALES, PEPE SEGURA. PEDRO RODRÍGUEZ y tantos otros…. para ellos, nuestro recuerdo y nuestro agradecimiento, todos les tenemos hoy en nuestro corazón.

Francisco Carrasco Pérez impone al Guión de la BRIPAC la corbata de nuestra Archicofradía. (Foto: Cristóbal Meléndez).

Sabéis que cada Viernes Santo termino mis palabras con unos vivas que en esta ocasión me vais a permitir alterar, así pues, gritad conmigo:

¡VIVA ÁLORA

¡VIVA LA BRIGADA PARACAIDISTA!

¡VIVA ESPAÑA!»

El General Carvajal, haciendo gala de una impresionante prosa y un exquisito don de palabra, contestó a Francisco Carrasco con la emotividad del amigo que se va, pero que siempre permanece, ya que era una de sus últimas intervenciones como Jefe de la BRIPAC:

… Queridos amigos queridos hermanos en el Dulce Nombre de Jesús de las Torres, como explicaros el sentimiento que tenemos en el corazón los paracaidistas hoy entre vosotros en fecha distinta a la normal, como podría explicaros lo que yo, especialmente, llevo en el alma al estar aquí en fechas tan próximas a mi previsto cese en el mando de la Brigada.

Si puedo deciros de nuestro cariño, que es producto, además, del agradecimiento por tanto como recibimos, quisiera, de verdad, tener el don de la palabra para poder expresaros ese afecto hondo que os profesamos que os profeso.

El año 1957. por primera vez nuestras Boinas Negras acudieron a vuestra llamada. ¡Cuantos años ya! Yo empezaba a prepararme para ingresar como Caballero Cadete en la Academia General Militar de Zaragoza, por eso rindo homenaje de humildad y reconocimiento a nuestros mayores, los vuestros y los nuestros que iniciaron la común andadura (…).

Todos sabéis que soy malagueño: nací en la Caleta, en el paseo del Limonar; muy cerca de Álora siguiendo el río Guadalhorce, tenía mi abuelo algún terruño; Cártama y todo el valle siempre me fueron familiares; os cuento esta cita personal no para hablar de mí, sino para que podáis medir mejor cómo he vivido estos últimos años la Semana Santa y los problemas que aparecían, y, de hecho, estaban en el horizonte. De sobra sabéis que la participación de las Unidades Militares del Ejército estuvo a punto de desaparecer y quiero deciros, para que comprendáis la implicación de mi compromiso, que fui yo el que ahordó al jefe del Estado Mayor del Ejército y con la petición le di mi palabra de la reducción de la comisión al mínimo con tal de mantener el piquete, escuadra y banda.

Y he mantenido mi palabra, con enorme dolor, pero debla hacerlo, fijaros en mi pena ya que suponía no procesionar en mi tierra, Málaga y Alora, con nuestro Padre Jesús de las Torres y con nuestro Cristo de Animas de Ciegos, no en su ermita vigía y otro en la iglesia de San Juan donde se casaron mis padres ante EL A poco que penséis os daréis cuenta de lo mal que lo he pasado. Hoy, gracias a Dios, estoy liberado de ese compromiso y conmigo la Brigada, así que ya he dado la orden de volver a lo que era; a la misma comisión, a la misma participación, a que la Unidad llegue el Martes Santo y desfile por calle Larios, etc. Yo no seré la próxima Semana Santa el General de la Brigada, pero no dudéis que se cumplirá y aquí están el coronel 2. Jefe y el Jefe de Estado Mayor que lo harán realidad (…).

Como hermano de chota de Nuestro Padre Jesús de las Torres, no puedo dejar de revivir hoy, fuera de los actos procesionales, las emociones que llenaron mi alma la primera vez como teniente en el año 1969, después en 1984 y 1989 como comandante y teniente coronel; esa emoción que es ver bajar a Nuestro Padre por la calle Ancha para terminar en la Plaza Baja y cuando el corazón late con mis amor; la Despedía que sólo la entenderemos los que amamos estas tradiciones y que no es más que el amor del Hijo a su Madre: y esa subida a la ermita que con generosidad nos concedéis y que la he hecho las tres veces, aunque os confieso que la última vez casi muero en el empeño. Recuerdo que cuando deposité la corona de flores en la tumba de nuestro Cabo /. «Antonio Martes Alba.com el resuello ahogándome pedía por él, por todos los paracaidistas, por todos los aloreños y por mí pues creí que memoria.

Recuerdo también, con agradecimiento, cuando recibí como Coronel Jefe de la Agrupación Madrid el cuadro de nuestro Padre y que presidió nuestra capilla en mi Cuartel General de Medugore en Bosnia Herzegovina.

Recuerdo que me volví a llevar cuando regresé a aquellas tierras, ya come General, y que hoy está en la capilla de nuestro acuartelamiento. Recuerdo todos estos viajes a Alcalá, en los 8 de diciembre, 23 de febrero, encuentro de veteranos ¡recuerdo tantas cosas!, no en vano son mis de treinta años con nuestra Brigada. Mis hombros y mis pulmones ya empiezan a estar mayores para subir la cuesta, pero mi alma llevara siempre a Nuestro Padre de las Torres y siempre, todas las primaveras, los hombros paracaidistas tendrán el honor de llevar el más dulce de los presos y siempre nos emocionamos al ver el AMOR por las calles de nuestra ALORA.

Y termino, porque esto lo estoy convirtiendo, a fuerza de recuerdos, en interminable. Gracias por vuestro cariño, que no lo dudéis, es correspondido. Todos conocéis de sobra la Oración Paracaidista, que dice y habla de muchas cosas, y que termina diciendo… y esperanza en que TÚ Dios Padre, creador de todas las cosas, estés en el aire o en el suelo para abrazarnos, Curar la herida o recoger nuestra alma. Que su Divino Hijo, Nuestro Padre Jesús de las Torres, nos lleve al Padre.

Y hay otra oración mucho menos conocida, que yo siempre llevo conmigo: jamás me separo de ella, tremenda en su dureza, y que dice:

«Dame, señor, lo que te sobre

Dame lo que no se le pide nunca,

No te pido el descanso,

Ni la tranquilidad del alma,

Ni la del cuerpo,

No te pido la riqueza,

Ni el éxito; ni incluso la salud,

De todo esto, Dios mío,

Se te pide tanto,

Que no debe quedar nada ya

Dame, Señor, lo que te sobra,

Dame lo que otros rechazan:

Quiero la inseguridad y la inquietud,

Quiero la tormenta y la pelea

Y que me lo des Señor,

fan definitivamente

Que yo esté seguro de tenerlo siempre.

Pues no tendría valor

De pedírtelo de nuevo,

Dame, Señor, lo que le sobre

Dame lo que otros no quieren,

Pero dame también el valor

La fuerza y la fe.

Los Caballeros Paracaidistas aloreños Estrada y Bootello en el acto de Homenaje a los Caídos (Foto: Cristóbal Meléndez).

Que Nuestro Padre Jesús Nazareno de las Torres nos dé a todos el valor, la fuerza, la fe: que ÉL os bendiga a todos.

Revista Nazareno de las Torres, año 1999

(Foto portada: Isabel Chamizo).

Compartir

Nuestras Redes Sociales

Patrocinadores