Efemérides.- Fallecimiento de Federico Sierra Serón «Comandante Sierra»

13/09/2020

El dolor de los asesinatos, todavía impunes, de 11 de marzo 2004 quedaran para siempre en la memoria del pueblo español. Nuestra Hermandad tuvo la desdicha de verse afectada con la pérdida del comandante Sierra Serón, hijo del que fuera General Sierra Tabuenca, familia vinculada institucionalmente como cofrades y sentimentalmente por su relación entrañable con las familias Ruiz Macías y Fernández Chaves.

Presente en todos nuestros pensamientos de la Semana Santa de dos mil cuatro, la Boina Negra del difunto Federico Sierra, destilo a los pies de Nuestro Padre con la enseña nacional y con el lazo negro que recordaba a todos los que nos dejaron aquella terrible mañana.

La pequeña reseña biográfica adjunta sirva de homenaje, reconocimiento, recuerdo y cariño a él y a todos los suyos, en especial a su padre y a, su hijo que pronto esperamos ver en nuestras filas de nazarenos:

«Nace el día dos de mayo de 1966 en Zaragoza y pronto se convierte en el mayor de cuatro hermanos con dos años y medio, Inmaculada de uno y medio y las gemelas Cecilia, y María José asumiendo desde ese momento mayores responsabilidades que las que le correspondían por su edad, erigiéndose en el paladín y protector de sus hermanas, obligación que incrementó al nacimiento de su otra hermana, Natalia, circunstancia que le identifico para el resto de su vida.

Hijo y hermano ejemplar, su niñez transcurrió derramando alegría y sentido común a su alrededor, así como un inmenso amor a su familia en cualquier nivel, padres, hermanos, abuelos, tíos y amigos, esforzado en los estudios y en el trabajo, logra pasar a la pubertad sin traumas de ningún tipo para que continuando en su línea de entender la vida, ingresando en 1985 en la Academia General Militar, amplía su campo de influencia también hacia sus compañeros de armas, que prolongaría en subordinados y superiores a partir del momento de que alcanza el empleo de Teniente de Infantería en 1990.

Tras un breve paso destinado en Canarias, unos reyes de 1991 se incorpora a la Brigada Paracaidista, su Brigada Paracaidista, donde está destinado en los empleos de teniente y Capitán, como pueden ver en la foto, y tras un breve paréntesis en este último empleo en Ceuta, ingresa en la escuela de Estado Mayor del Ejército, de donde sale diplomado en junio de dos mil tres.

Cuadro que se ubica en la Capilla de las Torres junto a Nuestro Padre Jesús Nazareno de las Torres

Tenía tres misiones internacionales, Kurdistán de teniente, y dos veces en Bosnia Kurdistán de Capitán, habiendo igualmente desarrollados cometidos en Kosovo e Irak, propios de su empleo de comandante que alcanzó en la Escuela de Estado Mayor. En una de estas misiones internacionales, conoció a Leila, bosniaca que trabajaba para España como intérprete de las distintas SPABRI,S., con la que se casó en 1998 y tuvieron a su hijo Federico José, de cuatro anitos en la actualidad.

Enamorado de la milicia en general y de la BRIPAC en particular, sus restos reposan en el panteón de los paracaidistas de Alcalá de Henares, tras marchar a su última misión a esos cielos que tantas veces surco en paracaídas, como consecuencia de la sinrazón del atentado del once de marzo de dos mil cuatro en la estación de Atocha de Madrid.

En su corta pero intensa vida fue un militar de convicción, ejemplo a seguir por cuantos le conocían, entregado, dedicado permanentemente, al Servicio, destacaba su honradez y compañerismo: en la familia, en el ejercito o en cualquier ámbito en el que se encontrase, en su entorno todo era alegría y buen ambiente, su carácter, sencillez y jovialidad despertaba la simpatía y el cariño de cuantos le rodeaban, era una persona entrañable y querida, Siempre estará en nuestros corazones.»

Texto que contiene el cuadro que se ubica en la Capilla de las Torres junto a Nuestro Padre Jesús Nazareno de las Torres

De 37 años, Sierra, comandante de la Brigada Paracaidista al que acababan de destinar en la Dirección de Gestión de Personal, estaba casado con una mujer de origen serbo-bosnio a la que conoció durante una de las misiones internacionales en las que participó en los Balcanes y con quien tenía un niño de 3 años. A Bosnia viajó entre los años 1991 y 1992, y entre 1996 y 1997. Su notable labor en la antigua Yugoslavia le sirvió para recibir dos condecoraciones.

A pesar de su origen aragonés, vivía en Alcalá de Henares, donde cada día cogía un tren de cercanías. Su padre, el gobernador militar de Navarra, José Sierra, se desplazó a Madrid al no poder contactar con el fallecido. Como tantas otras familias, recibió la aciaga noticia en el Instituto Ferial de Madrid.

El día de los atentados se subió al cercanías con cuatro compañeros, de los que se apartó durante unos minutos para leer el periódico. Después llegaría la tragedia.

Revista Nazareno de las Torres, año 2005

Compartir

Tal día como hoy

Nuestras Redes Sociales

Patrocinadores