Efemérides.- Fallecimiento de Francisco Pérez Arjona

13/09/2020

Si ha habido un Perote que haya sido la personificación de la amabilidad y simpatía, este ha sido Don Francisco Pérez.

Este ilustre paisano, hijo de Gabriel y de María, nació en esta ciudad el 14 de enero de 1903. Destacó en la escuela sobre todos los demás alumnos, manifestando su gran inteligencia y su diligente voluntad. Cursó el bachiller en el instituto de segunda enseñanza de Málaga, entonces llamado Cánovas del Castillo, teniendo como compañero de pupitre a su gran amigo el premio Nobel Dr. Severo Ochoa, no obstante tener a condiscípulos de esta relevancia, siguió siendo el primero. Cursó la carrera de Medicina en la Universidad Central, teniendo como profesores a sabios de la talla de don Santiago Ramón y Cajal, premio Nobel de Medicina de 1904, siguió sacando sobresalientes en todas las asignaturas, siendo el preferido de todos los catedráticos. El de anatomía le regaló un cuaderno con dibujos hechos por el mismo, de músculos y huesos. Hizo el 4º y 5º curso en un solo año, adelantándose a sus amigos, los futuros doctores don Severo Ochoa y don Horacio Oliva. Terminó la carrera en 1927 con 24 años.

Don Horacio y demás compañeros se asombraban de que se hubiera quedado de médico en Álora, pues tenía talla intelectual para ser catedrático.

Se casó en nuestra ciudad con doña Isabel García Márquez, sus hijos fueron María (Directora de Grupo Escolar), Fernando Vicente (Médico), José Luis (Profesor de Educación Física), Francisco (Médico) y Matilde (Bióloga Profesora de Segunda Enseñanza).

Cuando don Severo Ochoa, ya premio Nobel, visitó Málaga preguntó por él a su hijo Paco diciéndole que era el Emperador del alumnado, quiso visitarlo, pero don Francisco se hallaba en cama, en muy malas condiciones, bastante deteriorado y no quiso ser visitado por su amigo Severo, para que lo recordara como había sido y no se llevara una desagradable decepción.

En cuanto a cofrade fue un jesuita de pro, no de los que discuten acalorados sino de los que bromean con la sonrisa en la boca. Me acuerdo de la mejor procesión, la de mayor orden y silencio que haya habido en una Semana Santa de Álora, fue la del Santo Entierro -que me honro haber ido en ella y don Francisco Pérez era el Mayordomo de Trono. Fue el secretario de la agrupación de Cofradías de Álora desde el año 1943 a 1950, siendo presidente don Francisco Bueno y secretario de Nuestro Padre Jesús desde 1950 a 1956, bajo la presidencia de don Francisco García Morales.

Fue muy celebrada la anécdota que ocurrió cuando dictaba el nombre de los hermanos a su compadre don Antonio García Morales, que estaba escribiendo los recibos y el cual al oír fulanito Ortega, le advirtió ¿compadre si vamos por la eme cómo va a ser Ortega, ni Ortiz ni Osuna? A lo cual don Francisco contesto sin cortarse, bueno pues serán Mortega, Mortiz y Mosuna.

Se despidió de este mundo el 21 de marzo de 1975 y allá estará en la gloria no sé si con túnica morada o con la pajarita en el cuello, pero lo cierto es que estará con su eterna sonrisa acompañando a Jesús.

Regino Antonio Bootello Miralles

Revista Nazareno de las Torres, año 2005

Compartir

Nuestras Redes Sociales

Patrocinadores