Efemérides.- Fallecimiento de Lucas Carrasco Rodriguez

07/09/2020

Tarea difícil, escribir sobre alguien desconocido y al mismo tiempo tan querido para mí. Fue grande la relación de mi abuelo con la Hermandad de Jesús; tan grande, que, si no hubiese existido, «Jesús de las Torres» no sería una de las cosas más importantes dentro de mi inexperta vida.

Lucas Carrasco Rodriguez nacía el lunes 22 de Julio de 1902, a las siete de la tarde y curiosamente, al nacer, tuvo dificultades igual que yo, fue bautizado al día siguiente por consejo de la partera pues creían no sobreviviría. (Estos datos han sido conservados en el diario de mi bisabuelo Tomás Carrasco Reyes).

Mi nombre y el ser de Jesús son legados recibidos de él. Su vida cofradiera comenzó uno de los “tres jueves grandes del año”, y no precisamente el Jueves Santo, Fue el Corpus Cristi del año tres o cuatro del presente siglo. La Hermandad de Jesús ponía su altar para el Corpus a la entrada de la calle Negrillos. Como bajaron a Nuestro Padre de las Torres para colocarlo en el altar, a fin de que no estuviese toda la noche, se alojó durante la misma en la casa de mi abuelo. Como agradecimiento por ello, apuntaron a Jesús al niño Lucas Carrasco que sólo contaba con dos años. -Curiosamente, es en esta misma casa donde hoy se guardan las ropas y los enseres procesionales de nuestro Titular.

Muy pronto se introdujo activamente en la Hermandad. Se conservan en mi casa fotos de niño vestido de nazareno. Su amistad y lazos familiares con los dirigentes y especialmente con Pepe Gómez, esposo de la camarera Antonia Trujillo y en aquellos entonces hermano número 2 de la Cofradía, hicieron que ya en 1921, teniendo 19 años, figurase en la Junta Directiva con el cargo de mayordomo efectivo, como se observa en la Hojita Parroquial que reproducimos.

Las ocupaciones de mi abuelo como cofrade fueron diversas. Como más importantes destacaré: secretario, como se observa en los antiguos estatutos conservados en el archivo histórico de la Cofradía, transcritos de su puño y letra, y también el cargo de Albacea, donde tendría que destacar aquella ceremoniosa labor de vestir al Señor para la procesión y el confeccionar aquellas artísticas pestañas, sirviéndose de la cola negra de un cabrito. Las que actualmente tiene Jesús fueron hechas por él.

A continuación, reproducimos uno de tantos recibos como pagara durante su vida. Este data de 1927.

Contrajo matrimonio con mi abuela Antonia Pérez Vergara, el 16 de junio de 1933. Tuvieron dos hijos, Francisco -mi padre- y Maria del Carmen, quienes han sabido trasladar a sus descendientes la fe y el gran amor de toda la familia al Señor de las Torres.

Las fechas más destacadas de su vida cofradiera fueron: De tristeza cuando supo la destrucción de la imagen del antiguo Jesús, y de alegría, cuando en la Semana Santa de 1940 la nueva imagen de Nuestro Padre volvía a llenar de esplendor las calles de Álora y la satisfacción de contemplar el primer centenario en 1960.

Desde muy joven padeció del corazón, aunque él siempre le dio poca importancia. El lunes 3 de Julio de 1967, sentado en la puerta de su casa en calle Negrillos, un infarto que le repetía después de siete meses, terminó con su vida.

Por desgracia no tuve la dicha de conocerle, cosa que hubiese deseado y a él le hubiese llenado de satisfacción. Al transcurrir el tiempo y adquirir mayores responsabilidades dentro de nuestra Cofradía, cada paso que doy, cada cosa que hago, la realizo pensando en el Muchas veces presintiendo sus consejos tras rezar un Padre Nuestro ante su tumba y pienso que sin su colaboración no tendría el honor de pertenecer a la Hermandad de Jesús.

Cuando en la aurora de cada primavera, al caer la tarde del Jueves Santo baja Nuestro Padre de su morada al pueblo, ese ¡viva!, esas palmas, esas lágrimas, ese entusiasmo…. que pondré hasta mi muerte, no son solo en honor de Nuestro Padre, sino también en honor de mi abuelo, que, para mí, fue uno de sus mejores cofrades.

Francisco Lucas Carrasco Bootello

Revista Nazareno de las Torres, año 1987

Compartir

Nuestras Redes Sociales

Patrocinadores