Efemérides.- Martirio de Juan Duarte Martín, Diácono y Martír

Fecha publicación en la web: 31/01/2021

Tal día como hoy, de aquel 15 de noviembre de 1936, Juan Duarte Martín, Diácono y Mártir, fue martirizado en el Arroyo Bujía, en Álora (Málaga), con 24 años de edad, siendo natural de Yunquera (Málaga).

Vivió su propia pasión y muerte desde el día 8 al 15 de noviembre, y pudo demostrar su amor a Cristo por encima de todo.

Tras sufrir un trato inhumano Juan Duarte decía; “¿no os dais cuenta qué esto que me hacéis a mí se lo hacéis a Cristo?” y también decía; “podéis matar mi cuerpo pero no mi alma”.

Finalmente entregó su vida entre gritos de “¡Viva Cristo Rey, Viva el Corazón de Jesús!”

Sus restos fueron trasladados de Álora al cementerio de Yunquera el 3 de mayo de 1937, y posteriormente depositados en la Iglesia parroquial de Yunquera el día 17 de noviembre de 1985.

En la actualidad, en la Parroquia de Nuestra Señora de la Encarnación, luce su retrato junto a la imagen de Jesús Atado a la Columna, la cual nuestra Archicofradía, conmemora el día de Cristo Rey, con esta Sagrada Imagen.

Cuadro de la imagen que se encuentra enmarcada junto al altar de Jesús Atado a la Columna

El Beato Juan Duarte Martín nació en Yunquera, pueblo de la provincia de Málaga a 65km. de la capital, el 17 de marzo de 1912 y fue bautizado el día 25. Sus padres se llamaban Juan Duarte Doña y Dolores Martín de la Torre. De este matrimonio nacieron diez hijos de los que sólo seis sobrevivieron.

En 1924 entró en el seminario diocesano de Málaga. Pasaba las vacaciones con sus padres, ayudando en las labores del campo y en la catequesis. Fue ordenado de diácono el 6 de marzo de 1936.

La persecución religiosa de julio de 1936 le sorprendió de vacaciones en casa de sus padres. Estuvo escondido, en una especie de semisótano del piso de entrada, hasta que una vecina lo delató. Unos milicianos lo secuestraron y lo llevaron a la cárcel de Álora, donde fue torturado con corrientes eléctricas, clavándole agujas en el cuerpo. Le quisieron hacer blasfemar y renegar de la fe, pero no cedió ante los tormentos. Cuando le proponían que dijera ¡Viva el Comunismo! él gritaba ¡Viva Cristo Rey!. Fue martirizado en el Arroyo Bujía (Álora – Málaga) el 15 de noviembre de 1936. Tenía 24 años de edad. Le rociaron con gasolina, y le prendieron fuego. Durante varios días continuaron disparando al cadáver, que permaneció insepulto hasta que fue enterrado en el mismo arroyo. El día 3 de mayo de 1937 sus restos fueron trasladados al cementerio de Yunquera. Tenía las piernas partidas y estaba destrozado.

Compartir

Tienda Online

Nuestras Redes Sociales

Colaboradores

Abrir chat