Efemérides.- Restauración de Jesús Atado a la Columna por Alberto Pérez Rojas

20/07/2020

La intervención sobre la Imagen del Señor de la Columna viene a solucionar problemas de fijación y estabilidad en la peana. En la primera observación in situ, éste presentaba una falta de sujeción a la base achacable a la última intervención que se realizó sobre la misma. La escultura estaba anclada a la peana mediante un taco pequeño que procede del mismo costero que constituye gran parte del núcleo material de la pierna. Dicho taco, de reducidas dimensiones, se hallaba sujeto, exclusivamente a otros dos mediante un tornillo que lo atravesaba. Este sistema, propuesto en principio solo para el culto interno de la imagen, estaba posibilitando que se produjeran una serie de movimientos que debilitaban la estructura propia de la figura, sobre todo una vez que el Señor, tanto el año pasado como éste, ha sido montado en un trono de considerables dimensiones.

La actuación de los restauradores ha consistido en el desensamblaje de la estructura, limpieza de las zonas donde se sujeta la figura y ampliación de estas zonas mediante la unión de varias piezas que conformarán una zona más amplia y rígida que permitiera un correcto anclaje a la base, acuñada y reforzada con riostras. Dicho anclaje se realizó en una peana de cedro, de dimensiones menores con objeto de equilibrar la composición de la imagen sobre el conjunto que poseía.

El acabado de la peana se realizó simulando una superficie rocosa y la columna se sustituyó por otra de líneas más sencillas que estilizara la composición del grupo a la vez que se separara unos centímetros de la Imagen y posibilitara la recomposición de una parte del sudario que había sido mutilada. El marmolizado de la columna se realizó en los mismos tonos que la anterior con objeto de no alterar en exceso la visión anterior de la figura, enriqueciéndose solamente las zonas doradas anteriormente en oro de baja calidad por otras realizadas en oro de ley de 24 quilates.

En la zona de los brazos, se redujeron unos abolsamientos de la policromía y se reintegraron cromáticamente con técnicas reversibles las lagunas existentes.

Revista Nazareno de las Torres, año 2008

Compartir

Nuestras Redes Sociales

Patrocinadores