Efemérides.- Fallecimiento del Reverendo Padre Don Francisco Ruiz Salinas

21/07/2019

El día 21 de julio del 2010 entregaba su alma al Señor el siempre recordado Reverendo Padre Don Francisco Ruiz Salinas. Este destacado sacerdote e hijo adoptivo de nuestro municipio será siempre recordado entre los que lo conocieron como un sacerdote ejemplar y de gran vocación de servicio a los más necesitados.

Francisco Ruiz Salinas nació en Mollina el 23 de octubre de 1936, hijo de Antonio y Socorro, siendo el mayor de cuatro hermanos: él, Leonor, José Antonio y Socorro. Fue bautizado en la parroquia de su pueblo, donde la querida advocación de la Virgen de la Oliva, el 29 de noviembre de aquel año e hizo la primera comunión el día de la Ascensión de 1942. Hombre siempre encarnado en los pueblos donde estuvo; pero, a la vez, siempre con su Mollina y su Virgen de la Oliva muy dentro, según fuentes de la Diócesis de Málaga.
Tras los primeros años de escuela en su pueblo, ingresó en el colegio de los Maristas, en Málaga. Pero al poco, con 12 años, dijo que no era su sitio, que lo suyo era ir al Seminario y ser cura, e ingresó en el Seminario Diocesano de Málaga en septiembre del año 49, en 2º curso de Humanidades.
Desde que fuera ordenado sacerdote por don Emilio Benavent el 23 de diciembre de 1961, han transcurrido casi cincuenta años. Toda una vida de presbítero en la ha servido a la comunidad cristiana desde distintos lugares.
Ha sembrando la semilla del Evangelio en los campos, como misionero rural en la zona de Álora.
Antes, cuando aún era seminarista, ya lo hizo en las Escuelas Rurales de Las Carboneras, de Villanueva del Rosario… Fue párroco en Corumbela y Sayalonga y, a la vez, director espiritual del Seminario Menor.
Entre 1971 y 1987 fue párroco en Álora; también en Cerralba, Casarabonela, Villafranco y Zalea.
En Alhaurín el Grande ejerció la labor parroquial desde 1987 hasta 1999; simultáneamente, también era párroco de Gibralgalia. Su último destino ha sido la Parroquia de San Antonio Abad de Churriana, donde se incorporó el 1 de agosto de 1999.
Durante largos años fue Arcipreste y, más tarde, Vicario Episcopal. Y aún tuvo fuerzas para ser, entre 2000 y 2007, Consiliario en la Pastoral Penitenciaria.
Rvdo. Antonio Aguilera Cabello
Rector del Seminario Diocesano
Compartir

Nuestras Redes Sociales

Patrocinadores